PASO: Balances y desafíos hacia octubre

Si bien la implementación de las PASO son otro elemento que contribuye al fortalecimiento de nuestro sistema de participación y representación, no resulta irrelevante exponer la carencia de agilidad en el escrutinio, produciendo que -hasta pasado el mediodía del lunes 10-, no se tengan los resultados definitivos, si bien las tendencias ya marcaban una definición que no sufriría sorpresas.

A medida que pasaban las horas, el ganador, Daniel Scioli (38,41%), fue estirando levemente la diferencia sobre Mauricio Macri (30,07%), logrando una brecha superior al 8%. Cabe resaltar que en la interna del Frente Cambiemos, Macri obtuvo el 80% de los votos, es decir, que contó con un escaso aporte de la UCR y los “lilitos”. En el tercer lugar se ubicó Sergio Massa, quien triunfó en la interna de UNA frente al cordobés De la Sota.
Massa es consciente que, de repetirse el resultado de ayer en octubre, se convertirá en la “cenicienta del balotaje”, con capacidad de capitalizar sus votos de la mejor manera a favor de quien él decida ya que, en una competencia mano a mano, ninguno de los candidatos clasificados podrá ignorar la relevancia de su caudal electoral. En su verborrágico discurso post cierre de los comicios, se lanzó sin dudas a la idea de lograr llegar al balotaje pero, por supuesto, sin desoír los probables llamados que lanzarían a él tanto operadores del FpV como del PRO.

Haciendo un paralelismo entre estas PASO y las pasadas elecciones en algunos distritos, es importante resaltar que tanto Mendoza como Córdoba, San Luis y la C.A.B.A, son los únicos distritos electorales del país en los que el oficialismo no triunfó.

Un dato no menor es el que brinda la Ciudad de Buenos Aires: si bien Mauricio Macri se impuso, no pudo sostener el porcentaje obtenido semanas atrás por su sucesor al cargo de Jefe de Gobierno, Rodríguez Larreta. El mismo escenario se observa en Santa Fe, otro distrito importante para el PRO, donde se fugaron algo más de cincuenta mil votos respecto al último sufragio provincial en el que su candidato, Miguel Del Sel, perdió la gobernación.
En Mendoza, la alianza Cambiemos, al igual que en las elecciones a la gobernación, retuvo la victoria ante el FpV aunque con un 10% menos de los votos de aquella vez. Scioli también sufrió la evaporación de un 6% de votantes que había optado anteriormente por Bermejo.

Sin duda, lo sorprendente estuvo dado por los resultados de la provincia de Buenos Aires, donde María Eugenia Vidal (PRO), obtuvo los guarismos necesarios para ser la candidata más votada en la provincia y así, acceder al 30% del electorado. Secundando a la Vicejefa de Gobierno, se encuentra la lista encabezada por Aníbal Fernández (FpV) con un 21,2%, aunque no debe soslayarse que el kirchnerismo -gracias a los números que aportaron Fernández y Domínguez-, son dueños de cerca del 40% del total bonaerense.

Si bien las PASO pueden considerarse solo como una foto de las preferencias de la ciudadanía, es que desde el domingo pasado ya muchos miembros del oficialismo comienzan a trabajar en la película sobre un gobierno de Scioli elegido en primera vuelta, mientras que para los miembros de las otras dos fórmulas con más probabilidades, se presentan otro tipo de desafíos como por ejemplo: para Massa, la clave será retener en octubre el caudal aportado por su contrincante en la interna, De la Sota, en un distrito clave como lo es Córdoba; mientras que, Macri deberá trabajar para evitar que los votantes de Sanz y Carrió encuentren su alternativa en el frente progresista de Stolbizer.

Gubernamentalidad es un equipo de investigadores, profesionales y técnicos con experiencia en la consultoría política e investigación social que se han reunido con el objetivo de brindar un conjunto de servicios integrales, orientados al sector político, estatal, privado y de organismos internacionales.
Creemos que tanto para una correcta toma de decisiones como para una transmisión asertiva de las ideas y su materialización, se vuelve estratégico combinar dos disciplinas: la ciencia política y la comunicación y, por eso, es que apostamos por esta fórmula.
De esta forma, todos los proyectos elaborados en Gubernamentalidad apuntan siempre a la excelencia y son planificados, gestionados y ejecutados a medida de las necesidades del cliente.

Be Sociable, Share!